Yoga y Yogaterapia Zaragoza
Yoga & Yogaterapia
 
 
 

Artículos

YOGA: DEL EQUILIBRIO PS脥QUICO AL CONOCIMIENTO INTERIOR


La pr谩ctica de yoga tiene, como un libro, diferentes lecturas. Se puede leer superficialmente un texto, profundizar en el contenido y a煤n incluso buscar entre l铆neas una comprensi贸n de mensajes s贸lo esbozados por el autor. De igual modo, uno se puede acercar al Yoga s贸lo con la intenci贸n de recuperar o mejorar la salud f铆sica, pretender tambi茅n resolver problemas emocionales y ps铆quicos o, incluso, buscar a trav茅s de su propia esencia el conocimiento del yo interior.

La actitud del practicante suele cambiar con el tiempo, a medida que la experiencia va aportando una mejor comprensi贸n, abri茅ndolo hacia su dimensi贸n interna por medio de una correcta aplicaci贸n de t茅cnicas que inciden sobre sus componentes (f铆sico, energ茅tico, ps铆quico, emocional, etc.), y por la propia voluntad de hacer, que responde, qui茅rase o no, a la demanda del interior que anhela emerger. Para que la pr谩ctica sea fruct铆fera es preciso acercarse a ella con una amplia disposici贸n, humildad y apertura de coraz贸n y mente.

El yoga permite profundizar en el conocimiento del cuerpo y esta amplitud de consciencia conlleva una mejora en los aspectos f铆sicos; y permite tambi茅n identificar aspectos que condicionan la personalidad (miedos, complejos, orgullo, actitudes negativas, distorsiones del razonamiento, rigidez,...), tendiendo al equilibrio ps铆quico en un continuo proceso de transformaci贸n que posibilita una apertura, en la que el yo interior, emerge, y se manifiesta en su verdadera naturaleza que es Amor.

SALUD F脥SICA Y EQUILIBRIO EMOCIONAL

Sin perder de vista el objetivo 煤ltimo de esta disciplina, que es la Realizaci贸n del hombre, la pr谩ctica bien aplicada incide adem谩s en sus componentes f铆sico, emocional y mental.

En general el yoga apacigua la mente de los procesos de pensamiento, la fortalece al hacerla menos dispersa por el hecho de ser conscientes de ellos. Aumenta la memoria, favorece la concentraci贸n, aporta claridad mental. Una mente no dispersa, se concentra con facilidad y es por lo tanto estable, clara y fuerte.

El yoga ayuda a paliar las disfunciones que la sociedad actual general en el ser humano. La Ansiedad, por ejemplo, puede trabajarse con ejercicios como: Respiraci贸n completa, Baddha Garbasana, Setuasana, Dhanurasana, Shashankasana, Nadi Sodhana. Para los estados depresivos existen estudios espec铆ficos de yogaterapia aplicada. Una sesi贸n en este sentido, podr铆a contener: Kriyas del abdomen, Kapalabhayti, Naukasana, Shalabasana y Visparita Karani, con el fin de estimular a nivel energ茅tico, propiciando en todos los planos, un mejor flujo a nivel sangu铆neo y pr谩nico. De esta forma se alivian s铆ntomas propios de esta disfunci贸n, como pensamientos negativos, hipocondr铆a, dificultad de concentraci贸n, p茅rdida de la fuerza vital... El stres se alivia con la pr谩ctica de la respiraci贸n completa, incidiendo a nivel del plexo solar; Baddha Garbasana ayuda a combatir el insomnio tan frecuente en problemas de este tipo; Viparita Karani y karna Pidasana disminuyen la tendencia a la hiperactividad. Chatuspadasana y Katikasana refuerzan la confianza en uno mismo, aportan firmeza y estabilidad, despertando la fuerza interior del practicante. Con ellas puede tratarse la timidez, complejos de inferioridad o ideas obsesivas de infravaloraci贸n.

Adem谩s, conforme se va silenciando la mente ordinaria (con la que generalmente el hombre se identifica), se produce una apertura a nivel subconsciente e inconsciente, con la correspondiente eliminaci贸n de impresiones (samskara), que condicionan la forma de ser.

El dominio de la auto-observaci贸n y la consciencia que aporta el yoga, permite no reaccionar ante el c煤mulo de emociones e impresiones a los que somete la vida "moderna" (relaciones de pareja, educaci贸n y comunicaci贸n con los hijos, relaciones con el entorno, problemas econ贸micos, salud, insatisfacci贸n, vac铆o interior). La pr谩ctica ayuda a ver y aceptar las experiencias, del tipo que sean, como propias y al mismo tiempo como ajenas, seg煤n uno se sit煤e en el plano de la personalidad o de la individualidad; seg煤n el hombre se identifique con el nivel de personalidad (persona, del griego : "mascara"), o con el Ser Interior. Observada y aceptada la emoci贸n, uno trata de permanecer en su centro y su reacci贸n se ir谩 transformando en acci贸n consciente. La personalidad se ir谩 poniendo al servicio de la espiritualidad.

ABHYASA Y VAIRAGYA

Todo supone un entrenamiento (ABHYASA), lo que implica una pr谩ctica repetida y constante, y un desapego (VAIRAGYA), es decir que se est谩 libre de raga y dvesa , atracci贸n y repulsi贸n (Patanjali: Samadi Pada, sutras 12 al 16.

Auto-observaci贸n y desapego de todo lo que va surgiendo. Puede ocurrir, que durante la sesi贸n de yoga, el ejercicio despierte una emoci贸n determinada (envidia, miedo, ira, orgullo, sentimiento de incapacidad), emoci贸n que uno puede proyectar (es decir, sacar fuera de si como si no fuese propia), en el profesor, en el compa帽ero de al lado, o de una forma m谩s positiva puede auto-observarse (actitud de testigo), ver la propia proyecci贸n, hacerse consciente de ese aspecto de su personalidad y por medio de la pr谩ctica del desapego no involucrarse en ella, no reaccionar. Esta forma de pr谩ctica provoca liberaci贸n de esa emoci贸n, una limpieza consciente de samskaras. Puede ocurrir, tambi茅n durante la meditaci贸n que ese samskara salga, se exprese a nivel consciente en forma de sonido, colores, im谩genes de infancia u otras, a veces inexplicables; el trabajo es el mismo observaci贸n y desapego.

En el mismo sentido, por ejemplo, cuando se practica Namaskar (el saludo) se trata de sensibilizar, despertar la conciencia de la zona dorsal. En ella est谩n inscritas muchas actitudes de exceso de responsabilidad, de las que uno se carga en la vida, complejos de culpabilidad, inferioridad (escondiendo el pecho), miedos ante la vida, dificultad de comunicaci贸n. Conforme se va modelando, transformando esa zona, abriendo y siempre con un desarrollo paralelo de la actitud de "testigo, observador sin juicio, sin an谩lisis", van saliendo todas esas impresiones, aspectos de nosotros mismos velados, y no s贸lo en la sala de yoga, sino principalmente en la vida cotidiana. El practicante va vi茅ndose cambiar, al aceptar e integrar aspecto internos que constituyen lo que en Psicolog铆a se denomina "la sombra". Transformando el cuerpo, corrigiendo estructuras corporales, se modificar paralelamente estructuras energ茅ticas y mentales y viceversa. La pr谩ctica para que sea efectiva, debe ir acompa帽ada de un trabajo de depuraci贸n psicol贸gica.

Si existe un desequilibrio emocional y mental del tipo que sea, se est谩 viviendo negativamente (en los celos, en la envidia, en la competitividad, en el miedo, el orgullo...), no viviendo en uno mismo, sino en relaci贸n al exterior, en la cr铆tica constante. Para acceder a ese estado de Realizaci贸n como humano, lo primero ser铆a resolver el problema. Las t茅cnicas que el yoga propone ayudan a ello, por eso es en gran medida una terapia que el hombre occidental precisa como fase previa de una disciplina espiritual.

CONOCIMIENTO INTERIOR

Todo va unido. El yoga trabaja con todas las estructuras, con todos los componentes del hombre. Es una progresi贸n en planos diferentes. La mente interacciona con los cuerpos f铆sico y energ茅tico y recibe mensajes del plano ps铆quico (intuitivo).

El conocimiento interior va llegando cuando todos esos planos se equilibran; cuando el cuerpo ya no es un obst谩culo porque est谩 sano; cuando la mente est谩 equilibrada y se potencia, sirviendo de valioso instrumento de progresi贸n en ese emerger interior.

As铆, cuando la mente se silencia, el inconsciente se manifiesta como un almac茅n rico en experiencias de todo tipo. Cuando todos los condicionantes de la personalidad se van limando, purificando, se puede ver "el fondo del estanque".. la mente, en este s铆mil, viene a ser como un lago: si est谩 agitado, el agua se enturbia y no puede verse el fondo, si est谩 calmado hay claridad y puede percibirse lo m谩s profundo.

Ver con desapego, humildad y apertura de coraz贸n es lo que libera, desarrollando progresivamente la capacidad de comunicar y amar. As铆, hasta que, como dir铆a un Jnani, se acceda a la respuesta de 驴Qui茅n soy yo?, que pensadores, fil贸sofos y buscadores de la Verdad de todos los tiempos se han hecho. Aham Brahmasmi.



Fernando el católico 9, pral. dcha - 976 560 709 C/ José Luis Borau 18, local 33 (Actur) - 976 736 111 C/ San Miguel 15, pral. C - 976 223 555


Dise帽o y Programaci贸n Spider Multimedia Zaragoza